Descubra los 10 lugares más peligrosos de Texas

Jacob Bernard
Los residentes huyen de los condados que más decrecen en... Descubra el pueblo más antiguo de Washington 15 pueblos abandonados y olvidados en... Explore el vasto campus de la mayor ciudad de... 6 países más ricos de África en la actualidad (ordenados) Descubra el pueblo más antiguo de Virginia Occidental

Texas es conocido por sus grandes ciudades, su gastronomía y su cultura vaquera. Texas es el segundo estado más grande de EE.UU. tanto por población como por superficie, sólo por detrás de California y Alaska, respectivamente. El estado está lleno de ciudades vibrantes, una cultura asombrosa y hermosos paisajes. Sin embargo, dentro de su diversa extensión, algunos lugares únicos presentan sus propios riesgos y desafíos. Desde carreteras traicioneras y altosDesde los índices de delincuencia hasta las impredecibles condiciones meteorológicas, estas distintas zonas se encuentran entre los lugares más peligrosos de Texas.

A medida que exploramos el lado menos conocido de Texas, mantenerse informado sobre estos riesgos ocultos es crucial, ya que garantiza su seguridad al tiempo que abraza el espíritu aventurero de Texas. Vamos a hablar de las historias no contadas de los lugares más peligrosos de Texas, desde zonas afectadas por desastres naturales hasta carreteras peligrosas y ciudades plagadas de delincuencia. Navegaremos por estos lugares con precaución y curiosidad.

¿Qué hace que un lugar sea peligroso?

Hay varios factores que consideramos al compilar esta lista de los más peligrosos de Texas. El factor más obvio es la tasa de criminalidad. Incluimos algunas ciudades de Texas con las tasas de criminalidad más altas, ya que esto obviamente contribuye a hacer que un lugar sea peligroso. También incluimos algunos lugares con riesgo de mal tiempo y desastres naturales. La costa del Golfo de Texas es especialmente propensa alhuracanes destructivos que hacen de algunos de los pueblos y ciudades de esta costa lugares peligrosos para vivir. El último tipo de lugar que incluimos en esta lista son las carreteras peligrosas. Hay varias carreteras en Texas que son peligrosas, con varias víctimas al año.

Ahora, ¡entremos de lleno en los lugares más peligrosos de Texas!

1. Galveston

Galveston, ciudad playera de la costa del Golfo, es famosa por su encanto y su clima cálido que atrae a los amantes de la playa. Sin embargo, esta localidad tiene un lado oscuro: es víctima frecuente de los huracanes debido a su desafortunada situación geográfica. De todas las ciudades de Texas, Galveston es la que más daños ha sufrido a causa de los huracanes en el último siglo.

Galveston está a la vanguardia del peligro de huracanes, con un registro de 56 huracanes desde 1930. El más reciente de importancia, el huracán Ike, azotó en 2008.

En 1900, Galveston también fue víctima de la catástrofe natural más mortífera de la historia de EE.UU. Un enorme huracán arrasó la isla y destruyó casi la ⅔ de la ciudad. Entre 8.000 y 12.000 personas perdieron la vida, es decir, ¡entre el 20% y el 30% de la población total!

Lo que hace que Galveston sea especialmente peligrosa son los retos a los que se enfrenta en lo que respecta a la preparación y la respuesta ante una tormenta. Las áreas metropolitanas de Houston y Galveston forman la zona más densamente poblada de la costa del Golfo. En la última década, la población de estas zonas ha aumentado casi un 23%, lo que convierte la evacuación de emergencia en una tarea de enormes proporciones. De hecho, la prisa por ponerse a salvo durante un huracánrequiere un nivel adicional de planificación y preparación.

Las lecciones extraídas del huracán Rita en 2005, en el que se produjeron más víctimas mortales durante la evacuación que a causa de la propia tormenta, han dado lugar a nuevas estrategias, como las evacuaciones escalonadas.

La vulnerabilidad de Galveston a los huracanes, combinada con su densidad de población y sus dificultades logísticas, la convierten en uno de los lugares más peligrosos de Texas durante la temporada de huracanes.

2. Amarillo

Amarillo, situada en el Panhandle de Texas, puede ser un lugar peligroso durante el invierno debido a las frecuentes nevadas, que provocan condiciones peligrosas en las carreteras. Esta ciudad recibe a menudo cantidades significativas de nieve, con totales que alcanzan de 2,4 a 4,5 pulgadas durante una sola tormenta de invierno y nevadas adicionales de hasta dos pulgadas posibles en ocasiones. Amarillo es, de hecho, ¡la ciudad más nevada de Texas! La mayoría de las demásLas grandes ciudades rara vez reciben nevadas.

Cada año Amarillo recibe hasta 18 pulgadas de nieve. No sólo eso, también es la ciudad más ventosa de Texas, con una velocidad media del viento de 13,8 mph.

Las temperaturas nocturnas a menudo descienden por debajo del punto de congelación, lo que convierte la nieve húmeda y pesada en hielo en las carreteras no tratadas. Este hielo, junto con la posibilidad de que se forme hielo negro -una fina capa de hielo vidriado difícil de detectar en las calles-, aumenta considerablemente los riesgos para los conductores.

El Departamento de Transporte de Texas vigila y trata continuamente las carreteras. No obstante, advierte a los conductores que extremen la vigilancia y recomienda que, en la medida de lo posible, se mantengan alejados de las carreteras durante las nevadas para evitar condiciones peligrosas.

Recuerde que la belleza de esta ciudad cubierta de nieve puede convertirse rápidamente en un reto para los conductores.

3. Interestatal 35E

La Interestatal 35E (I-35E) es una autopista vital de norte a sur que atraviesa el bullicioso Dallas-Fort Worth metroplex de Texas. La 35 Este es una parte de la IH-35, que es una enorme autopista interestatal que se extiende desde Texas hasta el Lago Superior. Lamentablemente, esta parte de la autopista se ha ganado una notoria reputación como una de las carreteras más peligrosas del estado.

Entre sus segmentos, el tramo más mortífero entre 2017 y 2019 abarcó aproximadamente 16 kilómetros, conduciendo desde el centro de la ciudad hasta Dallas Love Field y siendo testigo de un trágico recuento de 20 accidentes mortales.

En particular, un escalofriante incidente ocurrido en 2020 puso aún más de relieve los peligros que acechan en esta extensa carretera. Un devastador choque en cadena en el que se vieron implicados 133 vehículos se produjo cerca de Fort Worth durante un episodio de lluvia helada, con el resultado de seis muertos y numerosos heridos. Este sombrío suceso sirve como sombrío recordatorio de los peligros inherentes que acechan a lo largo de este tramo concreto de la I-35E.

La historia de la carretera interestatal 35E también está manchada por un largo historial de accidentes mortales, a menudo atribuibles a conductores que se saltan las leyes y señales de tráfico. No respetar los semáforos en rojo, las señales de stop, los protocolos de prioridad de paso y los límites de velocidad ha contribuido significativamente a su infamia como vía peligrosa.

4. Carretera U.S. 83

La carretera 83 se ha ganado el apodo de "Carretera a ninguna parte". En Texas, la carretera 83 se extiende por las ciudades de McAllen y el Valle del Río Grande. Esta extensa y solitaria carretera capta la atención por sus impresionantes vistas de los paisajes tejanos, pero también es uno de los lugares más peligrosos de Texas.

La carretera 83 se desmarca de las típicas autopistas rectas y llanas de Texas. Su sinuoso trazado atraviesa algunos de los terrenos más diversos del estado, caracterizados por giros repentinos, caminos impredecibles y tramos aislados. Esta combinación crea una tormenta perfecta para los posibles peligros de la carretera, que a menudo pilla desprevenidos a los conductores y provoca desafortunados accidentes.

A lo largo de los años, la carretera 83 ha sido testigo de una buena cantidad de incidentes trágicos, que sirven como recordatorios vitales de los peligros de la carretera y la necesidad crítica de precaución. En particular, el devastador incidente de 2017 cerca de Uvalde dejó una marca indeleble en la conciencia de la nación cuando una colisión frontal entre una camioneta y un minibús de la iglesia se cobró la vida de 13 personas.

5. Odessa

Odessa se ha ganado una desafortunada reputación como ciudad con altos niveles de actividad criminal, lo que la ha llevado a ser clasificada como la ciudad "más peligrosa" del estado. La ciudad presenta un índice de criminalidad que supera la media nacional por un margen significativo. Tenga en cuenta que, aunque Odessa tiene el índice de criminalidad más alto de Texas, NO tiene el índice de crímenes violentos más alto.

Odessa es famosa por su notable participación en el sector de la producción de petróleo y encarna la esencia de la cultura vaquera. Sin embargo, la ciudad se enfrenta al acuciante problema de la pobreza, que desgraciadamente contribuye a la escalada de incidentes delictivos.

El panorama económico de Odessa depende en gran medida de la industria petrolera, lo que amplifica el carácter cíclico de las disparidades sociales y económicas. Además, la situación geográfica de Odessa a lo largo de una ruta de tráfico de drogas procedente de México contribuye a la elevada incidencia de las actividades delictivas.

Los datos estadísticos relativos a la delincuencia en Odessa plantean preocupaciones válidas. La tasa global de delincuencia se sitúa en 63,62 incidentes por cada 1.000 residentes, lo que significa que aproximadamente 1 de cada 16 residentes es víctima o está implicado en actos delictivos como robos, consumo de drogas, agresiones, etc.

6. Lubbock

Lubbock, una bulliciosa ciudad del norte de Texas conocida por su asociación con la Universidad Tecnológica de Texas, lamentablemente, se enfrenta a ciertos retos que la han llevado a figurar entre las 100 ciudades con índices de delincuencia más notables de Estados Unidos. Superando la media nacional, Lubbock se enfrenta a continuos problemas relacionados con el abuso de sustancias, los delitos contra la propiedad y los actos de violencia.

El vibrante ambiente de la ciudad, influido en gran medida por su población estudiantil y su animada vida nocturna, contribuye lamentablemente a elevar los índices de delincuencia.

La tasa de criminalidad de Lubbock se sitúa en 62,19 incidentes por cada 1.000 residentes, lo que indica que aproximadamente 1 de cada 16 individuos es víctima de actividades delictivas. En particular, la ciudad experimenta un elevado número de delitos violentos, como asesinatos, violaciones, robos y agresiones.

En comparación con otras comunidades de Texas, más del 98% presentan índices de delincuencia inferiores a los de Lubbock, lo que pone de relieve la gravedad de la situación. Reconocer estas estadísticas subraya la importancia de abordar los retos de la ciudad y de esforzarse por fomentar un entorno más seguro para todos.

7. Houston

Houston es otro de los lugares peligrosos de Texas por su alto índice de delincuencia y el grave riesgo de huracanes e inundaciones.

Mientras que algunos barrios son relativamente seguros, otros sufren altos índices de delincuencia violenta. En estos problemas influyen el gran tamaño de la ciudad, su población y las disparidades económicas.

Houston figura entre las 100 ciudades más peligrosas de Estados Unidos, con una tasa de delincuencia de 56,23 incidentes por cada 1.000 habitantes. Sorprendentemente, aproximadamente 1 de cada 18 habitantes de Houston sufre algún tipo de delito. La actividad de las bandas, el tráfico ilícito de drogas y las dificultades económicas contribuyen al problema de la delincuencia en la zona.

Lo que agrava la peligrosidad de Houston es su clima severo, sobre todo durante los meses de julio y agosto. La ciudad experimenta con frecuencia lluvias torrenciales, fuertes vientos, tormentas e importantes daños estructurales debido a la temporada de huracanes.

Un ejemplo paradigmático del impacto del clima severo en Houston es el huracán Harvey en 2017. Esta devastadora tormenta provocó la pérdida de 103 vidas en Texas debido a incidentes relacionados con la tormenta. Ciertas partes de Houston registraron más de 30 pulgadas de lluvia durante este evento, causando grandes daños. El costo total de los daños causados por la tormenta ascendió a la asombrosa cifra de 125 mil millones de dólares.

8. Beaumont

Beaumont, una ciudad con un rico pasado histórico y un patrimonio multicultural, lamentablemente, se enfrenta a una tasa de delincuencia que supera la media nacional. Beaumont presenta una tasa de 45 delitos por cada 1.000 residentes, lo que supone un motivo de preocupación, sobre todo en lo que respecta a delitos contra la propiedad, como robos y hurtos.

Los elevados índices de delincuencia en Beaumont se deben a varios factores, como las dificultades económicas, el desempleo y el acceso limitado a oportunidades educativas. Sin embargo, la comunidad participa activamente en la lucha contra la delincuencia a través de una serie de iniciativas, entre las que se incluyen estrategias de policía de proximidad, proyectos de revitalización de zonas degradadas y programas diseñados para orientar a los ciudadanos en la lucha contra la delincuencia.jóvenes en situación de riesgo de participar en actividades delictivas.

En particular, la ciudad también se enfrenta a una notable prevalencia de delitos violentos, que abarcan delitos como asesinato, violación, robo y asalto. Con estos índices de delincuencia, Beaumont es sin duda uno de los lugares más peligrosos de Texas.

9. Corpus Christi

Corpus Christi es un famoso lugar de vacaciones porque sus hermosas playas se enfrentan a importantes retos relacionados con la delincuencia. En concreto, algunas zonas de la ciudad registran elevados índices de criminalidad, a menudo atribuidos a factores como la pobreza, el tráfico de drogas y la actividad de las bandas.

Corpus Christi está situada en el sureste de Texas, cerca de la frontera con México, y su condición de gran puerto contribuye a sus problemas de delincuencia. Corpus Christi se enfrenta a una preocupante tasa de criminalidad de 738 incidentes por cada 100.000 habitantes, que supera a la de San Antonio. Esta asombrosa cifra es también más del doble de la media nacional.

Los habitantes de la ciudad son conscientes de la preocupante prevalencia de la violencia y los homicidios relacionados con las drogas. Sin embargo, los turistas desprevenidos que desconocen las zonas pueden convertirse en objetivos privilegiados de los delincuentes.

Una parte sustancial de la delincuencia en Corpus Christi gira en torno a delitos contra la propiedad.

10. San Antonio

San Antonio, una de las ciudades más antiguas conocida por sus monumentos históricos y su encantador paseo fluvial, se enfrenta a importantes retos relacionados con la delincuencia. Aunque San Antonio atrae a turistas a lugares emblemáticos como el Álamo, ciertas zonas siguen luchando con altos índices de delincuencia.

Factores como las disparidades económicas, el tráfico de drogas y la violencia de las bandas contribuyen a los problemas de delincuencia de la ciudad.

San Antonio experimenta una tasa de delitos violentos superior a la de otras grandes ciudades de EE.UU. Con 735 incidentes por cada 100.000 habitantes, supera la tasa de California de 447 incidentes por cada 100.000 y la media nacional de 388 incidentes por cada 100.000. A pesar de un aumento de la delincuencia general en 2022, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley son optimistas sobre las mejoras en 2023.

Especialmente durante los desplazamientos nocturnos, la probabilidad de sufrir un delito en San Antonio llega a ser de 1 entre 10. Incluso el barrio de Villa De San Antonio, relativamente menos poblado, está reconocido como una de las zonas más peligrosas de la ciudad.

Aunque el índice de delincuencia es inferior al de Houston, San Antonio sigue siendo un lugar peligroso en Texas.

Resumen de los 10 lugares más peligrosos de Texas

Rango Lugar Por qué es peligroso
1 Galveston Mal tiempo
2 Amarillo Condiciones de nieve
3 I-35E Accidentes de tráfico
4 Carretera U.S. 83 Accidentes de tráfico
5 Odessa Tasa de delincuencia
6 Lubbock Tasa de delincuencia
7 Houston Índice de criminalidad, tormentas
8 Beaumont Tasa de delincuencia
9 Corpus Christi Tasa de delincuencia
10 San Antonio Tasa de delincuencia


Jacob Bernard es un apasionado entusiasta de la vida silvestre, explorador y escritor experimentado. Con formación en zoología y un gran interés por todo lo relacionado con el reino animal, Jacob se ha dedicado a acercar las maravillas del mundo natural a sus lectores. Nacido y criado en un pequeño pueblo rodeado de paisajes pintorescos, desarrolló una temprana fascinación por las criaturas de todas las formas y tamaños. La insaciable curiosidad de Jacob lo ha llevado a numerosas expediciones a rincones remotos del mundo, en busca de especies raras y esquivas mientras documenta sus encuentros...